Buscar en:

Seguridad

En BBVA somos conscientes de la necesidad de garantizar el tránsito de información con las personas interesadas en nuestras actividades. Por este motivo, BBVA cuenta con las máximas medidas de seguridad para garantizar la confidencialidad de las comunicaciones. Los servicios transaccionales funcionan sobre un servidor seguro utilizando el protocolo SSL (Secure Socket Layer), que se activa siempre al entrar al servicio. El servidor seguro establece una conexión de modo que la información se transmite cifrada mediante algoritmos, que aseguran que solo sea inteligible para el ordenador del cliente y el servidor del banco; de esta forma, al utilizar el protocolo SSL se garantiza:

  • Que el usuario está comunicando sus datos al centro servidor de BBVA y no a cualquier otro que intentara hacerse pasar por este.
  • Que entre el usuario y el centro servidor de BBVA los datos viajan cifrados, evitando su posible lectura o manipulación por terceros.

BBVA nunca solicitará ni por correo electrónico, ni por teléfono ni por SMS las credenciales de BBVA.es. En caso de recibir un mensaje de este tipo, por favor, no facilite dato alguno. Las contraseñas son secretas y únicamente su propietario debe conocerlas para su utilización exclusiva en BBVA.es.

Además de las medidas de seguridad establecidas por BBVA, es necesario que usted tome ciertas precauciones a la hora de navegar por internet y así aumentar su seguridad en su actividad diaria y evitar los malware.

Los malware, apodados comúnmente como virus, se tratan de programas maliciosos capaces de colarse en un ordenador, smartphone o tableta con algunos fines como los siguientes: robar datos privados, hacer que el dispositivo deje de funcionar correctamente o tomar su control para llevar a cabo otras acciones maliciosas. Existen varios tipos de malware, entre los que cabe destacar:

  • Phishing: consiste en el envío de un email en el que se suplanta la identidad, en la mayoría de casos de una organización muy conocida, y a través del cual se solicitan los datos del usuario (dirección, datos bancarios, contraseñas…). Para que el usuario proporcione dichos datos, en la mayoría de los casos, es necesario que siga un link que aparece en el email y una vez en esa falsa página pase a introducir la información solicitada.
  • Ransomware: Se trata de un lucrativo método de delincuencia tecnológica. Habitualmente encubiertos como “servicios de entrega de paquetería” o cualquier otra excusa creíble, se propagan a través del correo electrónico con enlaces que facilitan la instalación de programas o descarga de archivos infectados. Este virus bloquea el acceso a la información del ordenador, y pide un rescate económico que supuestamente facilitará la clave para descifrar la información.

A continuación le mostramos una serie de consejos divididos en tres categorías:

Navegación segura

  • Si tiene que introducir sus credenciales compruebe que la dirección (URL) del servidor comienza por https, esto significa que está accediendo a un servidor seguro.
  • Otra indicación de que el servidor es seguro es la presencia de un candado cerrado (en vez de abierto como en cualquier servidor no seguro) a la derecha o izquierda de la dirección (URL) .
  • Compruebe los certificados de seguridad de la página en que se encuentra pulsando en el icono del candado que aparece al acceder a una zona segura, o bien al certificado desde la barra de navegación, y verifique que la fecha de caducidad y el dominio del certificado están vigentes. En la información de detalle aparece el emisor, el período de validez y para quién se ha emitido el certificado.
  • Antes de hacer clic en un enlace pase el cursor por encima, se mostrará la dirección a la que va acceder al pulsarlo. Verifique que la dirección es correcta y que guarda relación con la actividad que quiere realizar.
  • Cuando haya terminado cualquier operación o consulta, acuérdese de utilizar el botón desconexión, y luego aceptar, si así se lo solicita. De esta forma habrá finalizado con seguridad la sesión en BBVA.es y la próxima vez que entre se solicitarán de nuevo el número de usuario y la clave de acceso.
  • En ordenadores comunes o si está conectado a wifis públicas no acceda a páginas en las que necesite utilizar usuario y contraseña, tampoco facilite datos personales como dirección postal, teléfono, etc.

Seguridad en sus dispositivos

  • Su sistema operativo, su navegador y los programas de uso extendido deben estar permanentemente actualizados.
  • Debe instalar y mantener siempre al día y activo un firewall y un programa antivirus. Se pueden encontrar programas gratuitos de este tipo en www.osi.es.
  • No se descargue en el ordenador archivos cuyas extensiones sean de tipo .exe, .bat, .rar, .zip o .ini y cuyo remitente no sea de confianza. Tampoco abra correos de destinatarios desconocidos.
  • Configure un patrón de desbloqueo en sus dispositivos, para que no pueda acceder a ellos un tercero.
  • No conecte ningún dispositivo externo de origen dudoso, como pendrive, discos duros y móviles de desconocidos en sus dispositivos.

Contraseñas seguras

  • Utilice contraseñas complejas y difíciles de adivinar que contengan mayúsculas, minúsculas y números intercalados.
  • No comparta con nadie sus contraseñas. Las contraseñas son secretas y únicamente su propietario debe conocerlas para su utilización
  • No apunte sus contraseñas en pósits o cuadernos; memorícela o utilice gestores de contraseñas especializados. Puede encontrar programas gratuitos de este tipo en www.osi.es.
  • Desactive la opción de guardar contraseña de su navegador. Es más seguro insertarla cada vez que acceda.
  • Cambie sus contraseñas de forma periódica.

Siguiendo estos consejos aumentará su seguridad en internet.